¿Qué pasó en ‘La casa del dragón’ 1×02? Análisis de la precuela de ‘Juego de Tronos’

Rhaenyra a lomos de un dragón, La casa del dragón.

Juego de Tronos ha vuelto. Lo ha hecho a modo de precuela, con el nombre de La casa del dragón (House of the Dragon para los fans de los títulos originales) y tan solo con dos capítulos HBO Max ha dictaminado que es un éxito. Concretamente, le ha otorgado el título de mejor estreno de la plataforma, lo que ha llevado a renovarla por una segunda temporada. En Film Hunters ya os hablamos de ella en nuestra crítica de La casa del dragón, y ahora vamos un paso más allá. ¿Queréis saber qué pasó en el 1×02 de La casa del dragón? Os analizamos la serie y hacemos un resumen con todo lujo de spoilers.

Contexto: el piloto de La casa del dragón

Para empezar, como nuestra crítica estaba completamente libre de spoilers, os pongo en situación. Rhaenyra Targaryen (Milly Alcock) coge la batuta de Daenerys (Emilia Clarke) y protagoniza esta nueva serie. Y en el primer capítulo, como no podía ser de otro modo, vemos cómo su vida cambia. Su madre, Aemma (Sian Brooke), está embarazada. Y como Rhaenyra es la única descendiente del gran rey Viserys (Paddy Considine), este tiene todas las esperanzas puestas en que el nonato sea un niño.

Como en Juego de tronos, la lucha es por el trono de hierro compuesto de espadas, y Rhaenyra no es una opción para sentarse en él. Al menos, al principio del primer capítulo. Su futuro hermano (si fuera varón) podría alzarse con la corona y, si no, la línea sucesoria recaería en su tío, Daemon (Matt Smith). Pero Daemon es sanguinario, cruel y no está entre las opciones del rey. Y creedme, las tiene que barajar todas.

Porque para Viserys la vida también da un vuelco cuando su mujer se pone de parto. Todo parece felicidad hasta que tiene que tomar una decisión: salvar al bebé o dejarlos morir a los dos. Y sí, salvar al bebé significa mutilar a la madre en una sanguinaria cesárea de la época. Muy acorde con Juego de tronos.

El caso es que Viserys elige, pero al final el destino acaba decidiendo por él y el niño (sí, era un niño), acaba siendo quemado al grito de dracarys junto a su madre. Así que tiene que volver a decidir a quién quiere como heredero, y acaba eligiendo a Rhaenyra.

Alerta spoiler: qué pasó en el 1×02 de La casa del dragón

Con esta situación comenzamos el 1×02 de La casa del dragón, y antes de entrar de lleno en qué pasó hay que comentar la cabecera que no se pudo ver en el primer episodio. Misma música que su predecesora y mismo estilo, pero esta vez el paso por las ciudades lo hace un río de sangre que deja bastante claro el camino que seguirá la serie.

Pero, por el momento, solo hay tensión. Perder a su mujer no ha frenado el reinado de Viserys, que tiene que enfrentarse a varias decisiones para las que no está preparado. Una de ellas tiene que ver con un problema que tienen con las ciudades libres, que están dando de comer marineros mutilados a los cangrejos de los Peldaños de Piedra. El rey no le da mucha importancia a este problema, pero Rhaenyra empieza a mostrar su carácter de futura gobernanta y ofrece soluciones.

Su padre no está muy por la labor de que la chica —que tiene apenas 15 años— tome decisiones importantes del reino, pero le da una misión: escoger a un miembro de la Guardia Real que se encargue de su protección. Y por si os lo habíais olido en el piloto… Sí, el escogido es Criston Cole (Fabien Frankel), el único que tiene experiencia en batalla. Y Rhaenyra le dio su favor en el primer capítulo, por lo que yo no descartaría un romance entre ambos.

Qué pasó en el 1x02 de La casa del dragón: Análisis.
Alicent y Viserys.

Y es que a veces se nos puede olvidar, pero Rhaenyra es solo una adolescente. Una que tiene como mejor amiga a Alicent Hightower (Emily Carey), hija de la mano del rey. Aunque una de las dos no está siendo sincera con la otra, porque Alicent —enviada por su padre— acude religiosamente cada noche a ofrecerle palabras de consuelo al rey… Os podéis imaginar qué ocurrirá.

“Los hombres no quieren ver a una mujer en el trono”

Si esto no os da una pista, probablemente lo haga lo siguiente: el consejo quiere que el rey se despose de nuevo. Y le aparece una opción buena en el horizonte, Laena Velaryon (Nova Foueillis-Mosé). Tiene el pelo de los Targaryen y sería la opción más idónea para ser su esposa, si no fuera porque tiene tan solo doce años, aunque eso no parece frenar a sus padres para ofrecérsela al rey.

Sin embargo, el rey no parece muy interesado en ella. Eso o que, quizá, sabe algo que se puede intuir: su salud no es muy buena. El trono de hierro le está haciendo cortes que no se curan. Los médicos intentan nuevos métodos (como ponerle gusanos encima o cauterizar las heridas), pero, a simple vista, parece un problema más grave. Vaya, que quizá esperar dos años a que la joven Laena tenga una edad menos tierna para tener hijos no es una opción para el monarca.

Rhaenyra es cada vez más consciente de que su padre tiene que encontrar una nueva esposa, y no parece gustarle la idea. Ya no solo por la reciente muerte de su madre, sino porque si él y su futura esposa tienen un hijo, es bastante probable que el reinado que se le ha prometido le sea arrebatado. Y así se lo dice su tía, la que pudo haber sido reina: los hombres no quieren ver a una mujer en el trono. La idea de Viserys es buena, pero parece revolucionaria para la época.

Rhaenyra demuestra su poder

Por si esto fuera poco, las cosas se complican para el rey y su hija. Daemon Targaryen está un poco despechado. Su hermano no solo le ha dejado claro que no confía en él para reinar, sino que le aparta constantemente. Así que en lo que parece un intento por ganarse su atención, roba un huevo de dragón y le manda una carta a su hermano. Se va a casar con su prostituta, que dice que está embarazada, y quiere poner un huevo de dragón en la cuna del pequeño, como es costumbre entre los Targaryen

¿Cuál es el problema? Que el huevo que se ha llevado no es uno cualquiera: es el que Rhaenyra escogió para la cuna de su hermano muerto. Una ofensa que hace que Viserys mande a la Guardia Real y a su mano del rey para recuperar el huevo. Y ahí nuestra protagonista empieza a mostrar su carácter.

Qué pasó en el 1x02 de La casa del dragón: Análisis.
Viserys con los padres de Laena Velaryon.

Aunque no era el plan, llega subida a lomos de su dragón más fiel y se enfrenta a su tío, retándole a matarla si tanto le molesta que haya ocupado su puesto en el trono. Pero se ve que Daemon tiene un cariño especial a la adolescente, porque le da el huevo y se marcha. Una conversación con la que será su nueva esposa indica que casi todo lo que ha dicho era mentira, o sea que tan solo quería llamar la atención.

Ofensas, traiciones y despechos

Este movimiento de Rhaenyra hace que se gane una reprimenda de su padre, pero también consigue que ambos se acerquen un poco más. Por poco tiempo, porque el rey acabará decidiendo su próximo matrimonio, y su hija no se espera que la elegida sea su mejor amiga, Alicent Hightower. Para el espectador esto era más que evidente, y supongo que para el propio padre de la chica, que parece complacido.

Quien no está tan contento es Corlys Velaryon (Steve Toussaint), que ve como una ofensa que haya rechazado a su hija. Así que, también despechado, decide forjar una alianza con el otro despechado de este capítulo: Daemon. Y, por lo que se intuye en su conversación, planean actuar por su cuenta sobre las ciudades libres, ya que al rey parece no interesarle tanto como a Velaryon, que afirma que el futuro de su pueblo está en juego.

Con todos estos frentes abiertos, la serie va encaminándose al recorrido sangriento que se vaticina por su cabecera. Aunque Juego de tronos ya destripó el futuro de esta familia, lo cierto es que se puede intuir. Y ahora que ya sabéis qué pasó en el 1×02 de La casa del dragón y habéis refrescado los dos primeros capítulos, solo queda esperar al estreno del tercer episodio para seguir perfilando y teorizando sobre las sorpresas que nos pueden deparar en esta nueva serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.