Resumen de ‘Andor’ 1×08: ¿qué está pasando en Ferrix?

Resumen de Andor 1x08

Es verdad que las tramas de Star Wars suelen tener bastantes personajes, pero, según Andor va llegando al final de su (increíble) primera temporada, la saga galáctica está alcanzando otro punto de maestría. A dos días de que se estrene el noveno capítulo de la serie de Cassian, se van torciendo (y mucho) las cosas por los diferentes frentes que quedan abiertos en la trama. Y no, no son pocos, pero los guionistas hacen un trabajo excepcional a la hora de ir soltando, retomando y atando cabos capítulo a capítulo. No os hago esperar más, ¡empiezo a analizar el capítulo en el resumen de Andor 1×08! ¡Cuidado, que empiezo con los spoilers!

Como viene siendo tradición, empiezo con un poquito de contexto. En el capítulo anterior (aquí está el resumen completo), Cassian volvía a Ferrix para ver a Maarva y convencerla de irse a otro lado, lejos del control imperial. Pero su madre adoptiva no estaba por la labor, ¿y el motivo? El ataque rebelde a la guarnición en Aldhani. Había sido un soplo de aire fresco para una revolución que aún estaba en pañales. El de Kenari no lo entendía, pero aceptaba la decisión de Maarva y se marchaba sin ella y sin Bix.

Y, aunque Cassian terminaba trágicamente detenido por el Imperio en un planeta tropical (sin su nombre real ni procedencia, por supuesto), los del ISB no dejaban de estrechar el cerco. Con un golpe maestro, Dedra Meero se aseguraba el control en Ferrix. Y Luthen Rale, preocupado por el rastro que había quedado fuera de su control después de lo de Aldhani, ordenaba a Vel deshacerse de Andor. Así que sí, el «carismático» protagonista, detenido en vete tú a saber dónde, tiene detrás a un Imperio que le quiere preso y a un rebelde que le quiere muerto.

Ilocalizable hasta con mapa. ¿Qué es Narkina 5?

Las botas especiales de los soldados que escoltan a Cassian (Diego Luna) en Narkina 5

Era de esperar que el Imperio aprovechara la mano de obra gratuita. Con el endurecimiento de las sentencias después de lo de Aldhani, tenían dos opciones sobre la mesa. Y la primera, que era construir más cárceles, quedaba descartada por cuestiones de espacio: la galaxia será infinita, pero ni con catorce Estrellas de la Muerte podrían recolocar a todos los presos. Teniendo en cuenta que aflojar la correa nunca es una opción para los del Imperio, queda solo lo que se conoce como «servicios a la comunidad». Vamos, mano de obra forzada.

Eso es Narkina 5. Un centro de trabajo que hay en un remoto planeta de la galaxia. No se sabe qué fabrican, pero sí que todos los «empleados» son presos cumpliendo condena. Además, el centro tiene la particularidad de contar con un suelo hecho de un metal electrificado que utilizan para castigar a los presos. Y va a ser la nueva casa de Andor los próximos seis años, aunque un pequeño conflicto con uno de los soldados da a entender que igual, llegado el momento, tiene ayuda dentro. Asignan a Cassian a la mesa de trabajo número 5, donde tiene que ensamblar piezas en tiempo récord con otros seis compañeros para que no le «frían».

Como peces en el agua: dos personajes en pleno pulso político

Ni siquiera han coincidido en pantalla, pero, cuando lo hagan, van a ir a por el premio. El trabajo de Dedra Meero (Denise Gough) y de Mon Mothma (Genevieve O’Reilly) es una absoluta locura. Las dos están bajo el punto de mira, solo que Meera está a punto del ascenso y Mon, a un desliz de terminar en Nervina 5 con Cassian. Y la serie irá sobre Andor, pero no es ni de lejos el protagonista del capítulo 8. Los platos fuertes son esta trama y la de Ferrix.

Syril Karn (Kyle Soller) en pleno interrogatorio con Dedra Meero (Denise Gough)

Dedra no ha tardado ni un minuto en lanzarse a por la pieza robada de Ferrix. No es de extrañar, porque lleva toda la temporada detrás, pero la chica es eficiente. Leyendo el informe de Blevin, sigue el rastro hasta Syril (Kyle Soller), asqueado en su nuevo trabajo como oficinista. Y, además de disuadirle para que deje de buscar a Cassian (cosa que sabemos todos que no va a dejar de hacer), le pregunta qué sabe del hombre que sacó a Andor de Ferrix: Luthen Rale. Con un informe muy detallado, la comandante consigue luz verde imperial para interrogar gente en Ferrix. Y… continúo esta trama en la siguiente sección.

Mon Mothma, por su parte, sigue en plena campaña. Necesita votos para parar en el Senado las nuevas y estrictas medidas imperiales, así que se arma de su mítica sonrisa y natural simpatía para hablar con el resto de senadores. Vemos un poco más de su relación con su hija y con Perrin (Alastair Mackenzie), y vuelve a escena Tay Kolma (Ben Miles), su amigo de la infancia. Parece que va a haber problemas para justificar el dinero que ha ido sacando Mon para los rebeldes, así que se van torciendo las cosas en Coruscant.

Ferrix y la futura Rebelión contra el Imperio

Este es el centro del capítulo. El paso de Cassian por Ferrix ha levantado mucho polvo. Y no, no me refiero a su vuelta de Aldhani. Ya se lo dijo Bix en el capítulo anterior: no debió esconderse allí después del incidente con los Pre-Mor. El control del Imperio es férreo e incansable en el pequeño planeta industrial. Y la salud de su madre adoptiva, Maarva (Fiona Shaw), está deteriorando. Bix (Adriá Arjona) cuida de ella con ayuda de su amigo y el de Cassian, pero quiere localizar a Andor para que lo sepa.

Bix Caleen (Adriá Arjona) cuidando de Maarva Andor (Fiona Shaw)

Caleen utiliza el sistema de comunicaciones que utilizaba para hablar con Luthen. Y, aunque Luthen está muy interesado en encontrar a Cassian, Kleya (Elizabeth Dulau) le recomienda que corte la radio con Ferrix. Al fin y al cabo, ya están allí Vel y Cinta para estrechar el cerco sobre el de Kenari, aunque la que se va a quedar sobre el terreno es Cinta. Vel no está de acuerdo con la decisión, pero Cinta ya le dice que, antes que su relación, va la lucha contra el Imperio.

El caso es que la comunicación entre Bix y la tienda de antigüedades de Rale hace sonar la campanita de Dedra. La supervisora detiene al hombre que ayuda a Bix y le tortura para llegar hasta ella. Y, con Bix Caleen ya en el hotel donde ha establecido su base el Imperio, Meero va a sacar sus dotes de interrogadora para localizar a Cassian y a Luthen. Así que nada, hasta aquí el resumen de Andor 1×08. ¡Ya no queda nada para el miércoles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *