Crítica de ‘Corazones malheridos’, entre el engaño y el amor

Todavía queda verano para rato. Os sentáis delante de la tele indecisos sin saber qué ver. La plataforma Netflix tiene mil opciones, desde realities como El Círculo o películas como La ira de Dios. Pero yo vengo a hablar de una que os va a encantar y espero que esta crítica de Corazones malheridos (Purple Hearts en inglés), una de las últimas películas originales de Netflix, os convenza para verla.

Un comienzo complicado

Coged palomitas y preparaos para dos horas de drama en el que veréis la historia de Cassie (Sofia Carson), una cantautora con más problemas de lo que parece, y Luke (Nicholas Galitzine), un chico que solía ser conflictivo hasta que se unió a los marines. Se trata de una adaptación de la novela homónima de Tess Wakefield. En esta crítica de Corazones malheridos os vamos a hablas de cómo ambos harán un papel más maduro que los anteriores que habían hecho. A ella la reconoceréis de las películas de Los Descendientes de Disney Channel. Él fue el príncipe de la versión de La Cenicienta de Camila Cabello y próximamente interpretará a Henry en la adaptación del libro Rojo, blanco y sangre azul.

El sueño de Cassie es ser cantante, pero con la detección de una diabetes se le complicará todo, pues a penas tiene para pagar la insulina que necesita para vivir. Trabaja de camarera y un día llegará al bar su amigo Frankie (Chosen Jacobs) acompañado de Luke y otros marines a los que les queda poco para irse a Irak. Ambos tienen problemas con el dinero y deciden casarse para obtener las ventajas económicas y sanitarias que las Fuerzas Armadas les proporcionan. A partir de aquí tendrán que fingir que están enamorados para que no les pillen, ya que es un delito lo que están haciendo. Será una tarea complicada, ya que ambos no se llevan nada bien.

No faltará el drama en esta historia. Para añadir más hubiera sido interesante que hubieran mantenido el título en inglés, pues tiene mucho más sentido. Pero ya que han decidido traducirlo os invito a ver la película para que descubráis por qué se llama así.

Una canción para los soldados

Además de mucho drama, lo que no faltará en Corazones Malheridos es música. Sofia Carson se encarga de deleitarnos con una maravillosa banda sonora durante toda la película que describe cómo sus sentimientos van cambiando.

Cassie y Luke se conocen en Corazones malheridos

Cada canción en esta película tiene su por qué. Al comienzo serán covers, pero cuando Cassie empieza a componer las canciones irán acompañando a la historia. Y si se escucha tan solo la banda sonora seréis capaces de ver el hilo conductor y lo mucho que expresan.

Esto también va unido a una parte del público a la que se quiere llegar. Carson tiene muchos fans que ha ido ganando a lo largo de su carrera y son ellos quienes disfrutarán mucho más de la película. Pero asegurado, os vais a enganchar a cada canción.

Los clichés que amamos

Y si de algo está llena la película, es de clichés. Para muchos esto es algo que catalogar como malo. Pero a mí, como a mucha gente, me fascinan. Sobre todo cuando están bien llevados. El tópico más importante que encontramos es el enemies to lovers. Ya solo esas tres palabras atraen a mucha gente a ver la película.

Esta es una historia que empieza con más tropiezos que aciertos. Pero sobre todo vais a ver que es una relación de respeto. El cambio de cada uno es lento, pero efectivo. Aunque pueda ser predecible en algunas ocasiones os estaréis comiendo las uñas para ver qué será lo siguiente que suceda. Es bonito ver cómo pasan de nada a ayudarse y a lo dicho antes, a una relación con mucho respeto.

A pesar de todo, alguna pega tenía que tener. Aunque es una relación pactada es cierto que la falta de química a veces se nota demasiado y te puede llegar a sacar un poco de la película. Pero es algo súper puntual y por decir algo menos positivo de la película. En esto tiene algo que ver que sus historias individuales no sean muy enrevesadas y se queden más en la superficie.

También está el aspecto de que trata temas reivindicativos, pero una vez más no ahonda mucho en ellos. Como por ejemplo el tema del feminismo en Cassie; que a veces sí lo reivindica mucho y en las ocasiones que debería hacerlo no hace nada.

La película del verano

Ya hablando de forma global, puede que no sea una película que atraiga a todo el mundo ni guste a todos. Pero desde el principio me pareció una historia preciosa. Es de esas películas a las que volver de vez en cuando. No me escondo al decir que ya la he visto unas cuantas veces y la volvería a ver ahora mismo. Y he sufrido de la misma forma en todas las ocasiones.

La banda sonora me gustó también muchísimo, sobre todo las canciones finales cuando la historia ya está más encauzada.

Si queréis alejaros del mundo con una historia de amor que os encogerá el corazón, que os pondrá nerviosos y que os hará hasta llorar es vuestra película. Hay muchos comentarios malos, pero nuestra crítica de Corazones malheridos dista de otras. No siempre queremos una historia profunda, sino algo sencillo que nos haga alejarnos del mundo real un rato. Y Corazones malheridos es perfecta para ello.

Crítica rápida de ‘Corazones malheridos’: ¿por qué ver la película?

  • Una historia que te llegará desde el minuto uno
  • Una BSO espectacular
  • Querrás saber todo sobre la historia de Cassie y Luke

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.