Resumen de ‘La casa del dragón’ 1×09: ¿qué pasó con el futuro de los siete reinos?

El episodio 1×09 de La casa del dragón tiene ese aire de desgracia que ya había tenido un capítulo antes: el episodio final de la sexta temporada de Juego de Tronos, Vientos de invierno. Sin duda, fue uno de los mejores episodios de la serie. Ya no solo por la sorpresa que provocó (me abstengo de spoilers por si estáis viendo La casa del dragón sin veros Juego de Tronos), sino por la increíble banda sonora del episodio. La canción Light of the seven se encargaba de dar ese toque de dramatismo. Uno que tiene el 1×09 de La casa del dragón y, claro, este resumen.

La canción Fate of the Kindgdoms —de nuevo a cargo de Ramin Djawadi— se encarga de abrir el episodio para decirnos lo que ha ocurrido sin usar palabras: Viserys (Paddy Considine) ha muerto. Ya lo pudimos intuir en el anterior episodio —tal y como indiqué en el resumen del 1×08 de La casa del dragón—, pero ahora queda cristalino. Y cuando Alicent (Olivia Cooke) y Otto Hightower (Rhys Ifans) se enteran de la muerte del monarca, el plan comienza a forjarse.

Como también indiqué en el resumen de la semana pasada, Viserys confundió a Alicent con Rhaenyra (Emma D’Arcy) y le dijo que ella iba a ser la encargada de unir al reino. Y Alicent, como no podía ser de otro modo, pensó que las palabras eran para que Aegon (Tom Glynn-Carney) reinara, así que se lo hace saber a su padre. Fue la única en escuchar el último aliento del rey y, aunque nada más pareciera indicar que ese era su deseo, les conviene bastante creerlo.

Los partidarios del reinado de Aegon

Que Otto está obsesionado con el reinado de Aegon es evidente. Y tampoco se esfuerza mucho en ocultarlo. Porque en cuanto Alicent le da esa información, rápidamente convoca al consejo para ver cómo pueden coronar a Aegon y acabar con todos sus enemigos. Aunque… claro, ya lo habían pensado antes. De hecho, lo habían estado planeando todo este tiempo a espaldas de la reina.

Pero no todos los miembros del consejo están de acuerdo. Uno de ellos, no duda a la hora de exponer sus dudas. Dudas que, además de abarcar la supuesta confesión del rey antes de morir, llegan hasta la causa de su muerte. Cree que lo mataron, y Criston Cole (Fabien Frankel), siempre fiel a la reina, acaba matándole a él solo por insinuarlo.

Esto nos da una pista bastante clara de qué quieren hacer con todos aquellos que se interpongan entre Aegon y el trono. La principal persona que puede hacerlo es Rhaenyra, la que fue declarada como legítima futura reina por Viserys. ¿Cuál es el plan entonces? Pues el fácil sería encarcelarla, tanto a ella como a Daemon (Matt Smith), pero Otto sabe que opondrá resistencia, así que pretende matarla. En contra de los deseos de Alicent, que afirma que el rey no habría querido eso, por mucho que quisiera que Aegon reinara. A Otto le da igual, porque pide al Lord Comandante de la Guardia Real que vaya a Rocadragón a matarla, pero este se niega a aceptar órdenes de nadie que no sea el rey. O la reina.

Resumen de La casa del dragón 1x09
Rhaenys Targaryen.

¿Y dónde están? Pues de Rhaenyra no vamos a saber nada en este capítulo salvo lo que hablen de ella. Recordemos que tanto ella como Daemon están viviendo en Rocadragón. Pero es que ni Alicent ni Otto encuentran a Aegon, así que se disponen a buscarlo. Cada uno por su lado porque cada uno busca cosas diferentes del futuro rey.

Dos bandos, dos búsquedas

Mientras que Otto mandará a los gemelos Erryk y Arryk Cargyll (Elliott y Luke Tinttensor) —que afirma que conocen bien al príncipe—, Alicent mandará a su segundo hijo, Aemond (el del parche, sí, interpretado por Ewan Mitchell) y a Criston Cole. Y les pide que, en cuanto lo encuentren, le lleven directamente ante ella. ¿En qué sitios buscan? Pues en prostíbulos, principalmente. Nada sorprendente. Aunque lo que sorprende es que la mujer que lo regenta diga que lleva años sin aparecer por ahí, y que ahora tiene gustos menos refinados.

Y os preguntaréis cuáles son sus gustos. Pues, aparentemente, ver las peleas clandestinas de mujeres que se arañan y se tiran de los pelos. Mujeres a las que, posteriormente, parece utilizar como prostitutas, porque los hermanos Cargyll ven a niños tan rubios como un Targaryen rondando. Y, efectivamente, Aegon está por ahí, porque los hermanos reciben un mensaje de parte de alguien llamado Gusano Blanco, que afirma tener al príncipe, pero que solo se lo dará a la mano del rey: Otto Hightower.

¿Qué está haciendo Otto? Pues tantear el terreno. Es decir hacer reuniones para saber quiénes están de su parte. Y no parece prometedor, porque hay casas que afirman ser fieles a Rhaenyra. De momento no vemos que vayan a cortarles la cabeza a todos, pero parece ser así, porque están empezando a apresarlos. Y una de las que es demasiado evidente que es fiel a Rhaenyra es la princesa Rhaenys (Eve Best). Recordemos que en el capítulo pasado se puso de parte de su hijo para heredar Marcaderiva y que quería casar a sus nietas con sus hijos.

¿Quién quiere ser el rey de los siete reinos?

Como consecuencia de esta fidelidad, confiscan la dragona de Rhaenys y Alicent decide tener una conversación con ella. A diferencia de su padre, que intenta obtener lo que quiere a base de fuerza bruta, la reina pretende ganarse a sus enemigos con la palabra. Por eso agasaja a Rhaenys, diciéndole que tendría que haber sido reina y que, si se pone de parte de Aegon, que podrá quedarse en Marcaderiva. Y de la conversación podemos extraer un par de cosas. Una, Rhaenys no parece querer aceptarlo. Y dos, la reina tiene ambición de poder, pero no la suficiente como para poder hacerse con el trono.

Otto al menos tiene la fuerza bruta. Y la inteligencia, porque se da cuenta de que Larys (Matthew Needham) pasa demasiado tiempo con la reina, aunque este le advierte que es algo que le conviene. No por el momento, porque padre e hija están enfrentados por conseguir a Aegon el primero. Y ese es Otto, que va a hablar con una mujer que se hace llamar Gusano Blanco. Esta le pide a Otto que acaben con el espectáculo de niños pegándose (el que va a ver Aegon, sí) a cambio de entregarle a Aegon. Y que siempre recuerde que fue ella la que le puso en el trono. Otto accede, así que los gemelos son los primeros en encontrar el futuro rey, que pide ir con su madre.

Resumen de La casa del dragón 1x09
Aemond y Aegon.

Deseo concedido. Criston y Aemond aparecen, luchan contra los gemelos y al final consiguen llevárselo. Pero antes, Aemond y Aegon mantienen una conversación en la que el futuro rey afirma no querer gobernar. Le expresa a su hermano su idea de huir lejos y dejarle a él el trono… y a Aemond no parece molestarle en absoluto.

La lealtad a Rhaenyra

Esta primera batalla la gana Alicent, así que Otto va a hablar con ella. Su padre piensa que es débil por no querer asesinar a Rhaenyra, pero ella afirma que no es así. Que le mandarán sus condiciones a Rocadragón y que Rhaenyra tendrá que aceptarlas o huir, porque Aegon será el rey. Sin embargo, Otto sigue pensando que Alicent le guarda lealtad a Rhaenyra por la amistad que una vez las unió.

Lo cierto es que ya se veía en el anterior capítulo que Alicent iba a tener que comportarse, por primera vez, como una auténtica reina. Y es que, según Larys, está rodeada de espías por todas partes. Una red que podría estar liderada por su padre y con la que él podría acabar si quisiera. Por suerte, Alicent ya sabe qué puede hacer su esbirro más fiel, y lo impide. Por lo que vemos después —a Larys masturbándose ante la imagen de los pies de Alicent—, esta fidelidad va más allá de lo platónico.

Pero mientras Alicent mantiene sus luchas internas con Otto, es este el que parece controlar el reino a la caída de Viserys. Por eso vemos a gente ahorcada y fuego por todas partes mientras un guardia se lleva a Rhaenys para que no le ocurra nada. Y de la mano de Rhaenys, acudimos a la coronación de Aegon.

Alicent va con él en un carruaje de camino, y le confiesa que su padre quería que fuese el rey. Vaya, la verdad que ella se cree. Aegon no se lo cree, porque dice que en todos estos años siempre ha preferido a Rhaenyra y que nunca cambió de decisión. Pero cuando Alicent le mira con sinceridad, parece creérselo. Y mientras que Aegon le pregunta a su madre si le quiere —porque solo parece querer el amor de sus padres—, Alicent le pide que no mate a Rhaenyra, como quiere su abuelo.

La alegría previa a un futuro sangriento

Pero como decía antes, Rhaenys está yendo entre el tumulto de gente de camino a la iglesia donde informan al pueblo de que Viserys el Pacífico ha muerto, pero que es un día alegre porque le dijo a su devota esposa que Aegon sería el heredero. Y ahí están, para coronarlo.

Aegon pasa por un pasillo de espadas que se bajan a medida que pasa y llega hasta el altar, donde le ponen la corona de los anteriores reyes. Y cuando todo esto sucede, Aegon ve por primera vez que el pueblo parece quererle, y por su cara, le emociona. Aunque más emocionado está Otto, desde luego, que debe de estar viendo cumplido un sueño frustrado.

Resumen de La casa del dragón 1x09
Larys Strong.

Pero como decía al principio de este resumen del 1×09 de La casa del dragón, la música juega un papel tan importante como el último episodio de la sexta temporada de Juego de tronos. No solo porque Viserys ha muerto y haya que darle dramatismo, sino porque, de repente, el suelo de la iglesia explota. ¿Por qué? Pues porque un dragón se alza en el aire. El de Rhaenys, que ha huido para rescatarlo e irse de allí. Pero antes de marcharse, Alicent cree que va a matarlos a todos. El dragón los mira fijamente, ruge, y se marcha con su dueña. Probablemente a avisar a Rhaenyra, que ha estado desaparecida en este episodio.

Y con esto, acaba el penúltimo resumen de La casa del dragón, concretamente del episodio 1×09. El próximo capítulo será el final, pero a la vez parece que tendrá un toque de inicio: el de la guerra que ya se está fraguando. Para Rhaenys, que no reinó por ser mujer, será fácil identificarse con Rhaenyra, que tendrá un dragón más para luchar, además de a Daemon. ¿Qué pasará a partir de aquí? Probablemente mucho drama. Y sangre. Ya sabéis, lo que caracterizaba a Juego de tronos y que La casa del dragón parece estar recuperando con los capítulos. Ahora solo nos queda esperar para ver si el final será tan impactante como los de la serie madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *