Resumen de ‘La casa del dragón’ 1×08: ¿qué pasó con el futuro de Marcaderiva?

Un nuevo salto temporal llega a La casa del dragón. Supongo que no estaréis sorprendidos, porque parece que tienen tanto que contar en esta primera temporada que hemos visto prácticamente un salto temporal por capítulo. En este nuevo resumen del 1×08 de La casa del dragón os contaré cuántos años han pasado y, como siempre, todo el salseo de Desembarco del Rey.

Como iba diciendo: nuevo salto temporal. Concretamente, de seis años. Al parecer, para Corlys Velaryon (Steve Toussaint) la muerte de su hija y, posteriormente, la «muerte» de su otro hijo fueron demasiado para él. Tanto que lleva seis años desaparecido. Su mujer Rhaenys (Eve Best) es la encargada de llevar las riendas de Marcaderiva, pero todo parece indicar que el conocido como la serpiente marina se ha marchado a luchar de nuevo en los Peldaños de Piedra… y ha sido gravemente herido. Y si Corlys muere, hay que nombrar un sucesor de sus tierras. Parece simple, porque Corlys quería que Lucerys Velaryon (segundo hijo de Rhaenyra y, recordemos, un Strong) fuera el sucesor. Pero nadie está de acuerdo con esto.

De nuevo, como podéis comprobar, todo gira entorno al verdadero padre de los vástagos de Rhaenyra (Emma D’Arcy) que, ahora, vuelve a estar embarazada. En el resumen del 1×07 de La casa del dragón ya os conté que se había casado con Daemon (Matt Smith), haciendo creer a todo el mundo que Laenor había muerto cuando, en realidad, solo se había ido a vivir su vida. Fruto de esta boda ambos siguen viviendo en Rocadragón, teniendo hijos (este del que está embarazada Rhaenyra es ya el tercero del matrimonio) rubios y también con los dragones dando nuevos huevos.

El conflicto sobre el heredero de Marcaderiva

Estar en Rocadragón no les impide enterarse de que Rhaenys no quiere dejar Marcaderiva en manos de su hijo, así que ambos se marchan a Desembarco del Rey para hacer algo al respecto. No tienen el apoyo de Rhaenys porque piensa que mataron a su hijo, sí, pero también porque nunca ha creído que sus nietos sean tal. Y razones no le faltan.

Aunque el sentimiento de no querer a Lucerys (Elliot Grihault) como heredero de Marcaderiva es generalizado. Ni Alicent (Olivia Cooke) quiere, ni Otto (Rhys Ifans) ni la mayoría del consejo. Saben que la serpiente marina le nombró su sucesor, pero no lo hizo de forma oficial. Además, Lucerys es demasiado joven todavía y nunca ha vivido ahí. Que tenga un dragón no parece ser suficiente para que sea el dueño de la tierra que su abuelo quería otorgarle.

Jaecerys Targaryen.

Y si Alicent está tratando todas estas cuestiones… ¿dónde está el rey Viserys (Paddy Considine)? Pues en sus últimas. La verdad es que está aguantando mucho más de lo que parecía en un primer momento. Y menos mal, porque todo parece indicar que tras su muerte todo va a estallar. Pero de momento sigue vivo, y por eso Rhaenyra y Daemon van a verle. Saben que es el único aliado que tienen que puede hacer que Lucerys herede Rocaderiva, así que le comentan la situación. Viserys les dice que se encargan los Hightower, pero ellos acaban pidiéndole que se posicione a su favor.

Alicent, la reina en funciones

El feliz matrimonio aprovecha también para presentarle a Viserys a sus nietos, a los que en una especie de guiño han decidido llamar Aegon y Viserys. Sí, como el rey y el que todo el mundo parece que quiere que sea el sucesor. Y hablando del Aegon mayor (Tom Glynn-Carney)… Ya está causando problemas. Por lo que parece, ya está casado, pero le gusta ir por ahí violando a criadas. Concretamente, en esta ocasión lo hace con una llamada Dyana.

La reina se entera del nuevo problema que ha generado su hijo y está dispuesta a arreglarlo. Habla con la criada, a la que afirma creer, y le alerta de que no puede decírselo a nadie más, porque nadie más la creerá. Se ganará mala fama, y no le conviene a ninguno de los dos. Lo que tampoco le conviene es que se quede embarazada, así que Alicent le hace beberse un té abortivo y también le da una bolsa con dinero. Por las molestias.

Lo cierto es que Alicent se está comportando como una auténtica reina. Y como una madre que hace lo que es necesario. Por eso también va a pedirle explicaciones a su hijo, pero Aegon ya es incorregible. Aunque parece que también tiene reproches para su madre, a la que le dice que aunque ha hecho todo lo que ellos le han pedido, nunca parece suficiente.

Aegon y Aemond contra los Strong

Y estas dos tramas acaban confluyendo. Rhaenyra y Alicent vuelven a hablar (siempre con la compañía de Daemon). Su tema de conversación es el rey, que cada día está peor. Daemon se ha percatado de que le están dando de beber leche de amapola, lo que al parecer le aturde. Rhaenyra y Daemon piensan que es un plan maestro para hacerse con el control del reino, pero Alicent les dice que es lo único que calma sus dolores.

Lo dije la semana pasada, pero en esta serie los auténticos villanos parecen los hijos de Alicent. Aemond Targaryen (el que en el 1×07 robó un dragón y se quedó sin ojo, por lo que podemos llamarle… el del parche) después del capítulo pasado parece haber encontrado su voz. Es muy buen luchador y vive con una constante amargura hacia sus sobrinos. Al igual que Aegon, es de los que va pregonando que son hijos del difunto Harwin Strong (Ryan Corr), y los hijos de Rhaenyra ya parecen ser conscientes de que es cierto.

Y como veis, todo esto está sucediendo en Desembarco del Rey. ¿Por qué? Pues porque van a decidir quién se hará con el control de Marcaderiva. Entre las opciones está Lucerys (al que nadie quiere), la propia Rhaenys y Vaemond Velaryon (Wil Johnson), hermano de Corlys y, según afirma, la verdadera sangre Velaryon.

Rhaenyra y sus planes de futuro

Rhaenyra sabe que esto la hace estar rodeada de enemigos y en minoría. Así que, en un nuevo intento por restaurar su honor y salvar a sus hijos, le ofrece a Rhaenys un pacto. La mujer se ha encargado de la tutela de las hijas de Laena con Daemon una vez este se casó con Rhaenyra, así que la chica le ofrece a la mujer casar a ambas con sus hijos. De este modo, las dos estarán tanto en el trono como en Marcaderiva. Aunque a Rhaenys parece que este plan no le gusta demasiado, y le dice que los Hightower se encargarán de tomar la decisión.

Resumen de La casa del dragón 1x08
Aegon Targaryen.

No es el único movimiento que hará Rhaenyra. Que irá de nuevo a ver a su padre. Le preguntará si la canción de hielo y fuego es cierta y también le echa en cara que dividiera el reino al nombrarla sucesora. Y aunque a lo largo de todos los capítulos hemos visto esa hambre de poder en ella, ahora admite que, aunque pensaba que quería ser la reina, es un peso demasiado grande. Así que todo lo que le pide a cambio es que la defienda, tanto a ella como a sus hijos.

Viserys, sin embargo, parece estar demasiado mal para poder hacer caso a su petición. Pero, mientras le curan, pide que celebren una cena todos juntos. Porque, por primera vez, la familia se ha reunido.

El auténtico poder de Viserys

A la cena asistirá, pero, por lo que parece, a discutir el tema de Marcaderiva no acude. Porque Otto ocupa su lugar en el Trono de hierro y también toma su palabra para zanjar el tema. Y los anteriormente nombrados, van exponiendo su punto de por qué deben ser ellos quienes hereden las tierras. Pero en mitad del turno de Rhaenyra… Aparece Viserys. Con una máscara de oro que le tapa media cara, sin tomar la leche de amapola que le alivia y apoyado en una muleta. Se hace inmediatamente el silencio en la sala.

Y en esta escena, podemos ver su verdadero poder. Ayudado por Daemon a subirse al trono, a pesar de su estado de salud, zanja el asunto de una forma bastante sencilla. Pregunta a Rhaenys cuáles eran los deseos de su marido y, a pesar de lo que podíamos intuir en la conversación de antes… acepta el plan de Rhaenyra. Dice que Lucerys debería ser el heredero y que sus nietas se casarán con los hijos de Rhaenyra. Así que todo solucionado y es momento de la celebración…

Bueno, estamos en un spin-off de Juego de tronos, así que no, todas las celebraciones tienen que estar un poco manchadas de sangre. En este caso, la de Vaemond, que entra en cólera. Debía de pensar que iba a conseguir Marcaderiva, así que se cabrea y empieza a decir cosas que le condenan. Cosas como que los hijos de Rhaenyra son unos bastardos y ella una zorra. Casi nada.

Resumen de La casa del dragón 1x08
Viserys Targaryen.

El tema es que esto no le gusta ni al rey ni a Daemon. Mientras que Viserys le amenaza con cortarle la lengua, Daemon directamente coge la espada y le corta la cabeza por la mitad aproximadamente. Y que se “quede la lengua” le dice.

Celebración con un toque de despedida

Después de esto ya sí que viene la celebración. La ya mencionada cena familiar. Viserys quiere celebrar que el asunto se ha arreglado, que Lucerys es dueño de Marcaderiva y los futuros matrimonios de sus nietos. Aunque claro, la familia tiene unas rencillas que no se van a ir por mucho que el rey lo ordene. Por eso Aegon se burla de uno de los hijos de Rhaenyra sobre su poca experiencia con las mujeres.

Pero, sorprendentemente, Viserys vuelve a conseguir imponerse ya no como rey, sino como familia de todos ellos. Se quita la máscara para que vean cómo le está dejando la enfermedad (con la cara algo así como quemada) y les pide paz y que paren de dividirse. Que lo hagan por el amor que los profesa a todos.

Y parece funcionar. Rhaenyra es la primera en alzar la copa en son de paz, brindando por la reina. Le ofrece su gratitud y sus disculpas, y luego Alicent hace lo mismo con ella, admitiendo que será buena reina.

Aegon sigue incontrolable, pero, por suerte, Jacaerys (Harry Collett) parece con más temple que él, así que brinda por su tío y su hermano (que, la verdad, tiene cara de que en algún momento se pone a decapitar a gente, como su tío). Luego baila con la esposa de Aegon, que parece un poco abandonada por su propio marido.

Harwin Strong y su legado

Se puede apreciar cierta tensión en esta falsa felicidad, pero para Viserys es un momento bonito, porque toda su familia se ha unido y todo parece estar en paz. Hasta que habla nuestro amigo “el del parche en el ojo”, también conocido como Aemond (Ewan Mitchell). Su discurso, lejos de proclamar paz, incita a la guerra, al hacer un juego de palabras con fuerte (en inglés, strong) y el apellido del padre biológico de los hijos de Rhaenyra.

Visto que no pueden controlar a sus hijos, las madres mandan a sus hijos a sus habitaciones y Rhaenyra decide marcharse a Rocadragón. Solo para dejar allí a sus hijos, porque cogerá un dragón y volverá a Desembarco del Rey. ¿A tiempo? Pues no tiene pinta.

Resumen de La casa del dragón 1x08

Cuando Viserys se va a dormir, ya vemos en él los signos inequívocos de un hombre moribundo. Confunde a Alicent con Rhaenyra, y le hace saber que la canción de hielo y fuego es real y que ella es la elegida para que el reino se mantenga unido. Aunque Alicent no sabe de qué está hablando, y puede llegar a pensar que, en realidad, está hablando de su hijo.

Últimas palabras

Cuando Alicent se va, vemos la pantalla negra. Viserys dice que no puede más y, lo que parecen, sus últimas palabras: «Mi amor». ¿Se habrá encontrado ya con su amada Aemma? Todo parece indicar que sí, pero habrá que esperar al siguiente episodio de La casa del dragón.

Y hasta aquí el resumen del 1×08 de La casa del dragón. Tengo que admitir que a lo largo de todos estos episodios pensaba a la vez que Viserys iba a morir en un segundo o bien que iba a aguantar hasta el capítulo nueve. Ha durado un poco menos, y parece que la recta final de la primera temporada de La casa del dragón viene intensa. Porque cuando no tengan a la única persona que mantenía el reino unido… Solo se puede esperar más guerra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *