Resumen de ‘El señor de los anillos: Los anillos de poder’ 1×07: ¿Qué pasó después de la batalla?

Resumen Los anillos de poder 1x07

El penúltimo episodio de esta primera temporada comienza recordando a los pelosos, a quienes no vimos en el anterior episodio. Recordamos su viaje hacia la Arboleda y los peligros que eso les trajo. También hacemos memoria en la historia de Elrond (Robert Aramayo) y la luz de los elfos que se está apagando. No olvidemos tampoco a Sauron y su alianza y al rey prometido de la Tierra Media. Con esta emocionante premisa comenzamos el resumen de Los anillos de poder 1×07.

Empecemos justo donde lo dejamos en el anterior resumen de Los anillos de poder 1×06, con la explosión de un gran volcán y la destrucción que fue dejando a su paso. Ahora todo es de un polvo rojo. Mucha destrucción entre la que despierta Galadriel (Morfydd Clark). Solo vemos su ojo, referencia clara al ojo de Sauron. Poco a poco vemos como van apareciendo otros personajes después de la tragedia: Theo (Tyroe Muhafidin), Isildur (Maxim Baldry), Valandil  (Alex Tarrant), la Reina regente (Cynthia Addai-Robinson)…

Un último adiós

Desgraciadamente no todo podía salir bien. Ontamo (Anthony Crum) será el primero al que encuentren muerto. Y el siguiente será Isildur al ceder el techo de una casa en la que estaba ayudando a otros. Pero solo digo una cosa: sin cuerpo no hay delito. Así que todavía tenemos alguna esperanza.

El volcán también ha afectado a zonas más lejanas, entre ellas la Arboleda. Cuando por fin la familia de Nori (Markella Kavenagh)  llega al lugar todo estará calcinado y no se puede salvar nada. Su profecía decía que cuando eso sucediera era porque un mal nuevo se alzaba, y no van muy mal desencaminados. Aun así tienen algo de esperanza, le pedirán al gigante (Daniel Weyman) que lo arregle. Con seguridad se acerca a un árbol y comienza a decir un hechizo. Pone todo su empeño pero no logra lo esperado. Es más, hace que le caiga una rama encima a Nori y otra niña.

Volviendo a Galadriel, que va junto a Theo hacia el asentamiento de los humanos, escuchamos cómo se echa las culpas de lo sucedido. Todavía no hemos visto ni a Halbrand (Charlie Vickers) ni a Bronwyn (Nazanin Boniadi). Y mientras tienen esperanza de encontrarles la elfa le da al niño su espada ya que pronto será un soldado y necesitará un arma con la que luchar.

Esta conversación también nos servirá para conocer un poco más sobre Galadriel y ver que no solo perdió a su hermano sino también a su marido Celeborn. Aunque sabemos que no ese personaje no puede estar muerto, ya que de su linaje nacerá Arwen. ¿Aparecerá en las próximas temporadas entonces? Suponemos que sí.

La esperanza es lo último que se pierde

Contra lo que tendrá que luchar Elendil (Lloyd Owen) por el momento es con tratar de mantener la calma y encontrar a su hijo. En cuanto a Míriel poco se puede hacer; ha perdido la visión debido al polvo. Pero como la persona fuerte que es tendrá que mantener la calma por su pueblo.

Cuando salen de la oscuridad y llegan donde están todos reunidos será muy emotivo como aparece el caballo de Isildur, Berek, y no hace caso a nadie. Solo atiende a su dueño, así que le dejarán volver a él. Una vez más nos preguntamos si de verdad está muerto o todavía está vivo bajo el techo.

Poco después por fin llega la pareja formada por la elfa y el niño. Cuando van en busca de la Reina llegarán a la tienda en la que están todos los heridos. Una de esas personas parece la madre de Theo. Pero justo en el momento en el que van a quitar la sábana que cubría el cuerpo, Bronwyn aparece por detrás junto con Arondir (Ismael Cruz Cordova) . Y solo será el primero de los reencuentros.

Pero mientras tanto un barco partirá a la vez que otros sureños se quedarán para escoltarlos a un asentamiento seguro y buscar a los desaparecidos y posibles supervivientes. Otros irán a la desembocadura del río Andain, a Pelargir. Una vez más Galdriel se echará las culpas de todo, esta vez frente a la Reina; quién le dice que no malgaste su lástima en ella.

El alzamiento de un rey

Y llega el momento en el que por fin vemos a Halbrand. Fue herido y se encuentra mal, pero no tan mal para montar a caballo y marchar para que la medicina élfica consiga lo que allí no pueden hacer ya. Cuando sale hacia el caballo todo el mundo le vitorea y se inclinan ante él como rey que le han nombrado.

No dejemos a los pelosos atrás. Después del accidente con Nori, el gigante, después de sellar la paz con una manzana, ve que sigue siendo un peligro; pero parece que se ha integrado algo mejor. El sabio y viejo Sadoc (Lenny Henry) le da un mapa como el que perdió para que pueda encontrar las estrellas que lleva buscando mucho tiempo. Mapa que cogerá para emprender un nuevo camino.

Tan solo un día después, cuando Nori despierta ve que todo ha cambiado. La Arboleda vuelve a tener vida. Aunque otro peligro se acerca. Poppy (Megan Richards) mientras coge agua en el río ve una huella y huye sin rumbo. En el quinto episodio ya vimos la primera aparición de unos personajes bastante misteriosos. Esta vez se dejarán ver y Nori les trata de alejar de los demás. Pero desaparecen sin dejar rastro. Según lo que ellos saben podrían ser personas que han aprendido hechizos del Poder Oscuro. Y eso parecen, porque antes de volver a desaparecer incendian la arboleda dejándoles otra vez sin hogar.

El padre de Nori aprovechará para decir un discurso motivador. A todo esto, queda decir que el gigante se marchó en busca de las estrellas y Nori decide ir a buscarle. Y no lo hará sola, se le unirán Sadoc, Poppy y su propia madre.

¿El fin de los elfos?

Y el episodio no termina aquí, pues Elrond y Durin (Owain Arthur)  también han tenido sus minutos en este episodio. Comenzando por el trato que hacen los dos: a cambio del acceso a la mina de Mithril los elfos le darán a los enanos carne, cereales y madera durante cinco siglos. Elrond suplica al rey, pero este no parece muy convencido.

Padre e hijo enanos discuten. Durin III (Peter Mullan) habla de sus orígenes: los enanos son ruego y roca, la unión de lo eterno y la verdad de que todo se consumirá en cenizas. Por esto y otras cuestiones Elrond tendrá que despedirse de su amigo con el característico “namárië”, una forma de decir “ve hacia el bien”.

Tras la marcha, Durin lanzará una de las piedras al otro lado de la mesa, donde descansa una hoja que rápidamente vuelve a cobrar vida.  Después de ver eso Durin hace llamar otra vez al elfo y decide ayudarle. Ambos comenzarán a excavar. Además de descubrir un agujero con acceso al Mithril también nos enteramos de que en un enfrentamiento que hubo hace varios episodios el elfo se dejó ganas. Y de descubrimientos va la cosa cuando Durin padre ve lo que ha hecho su hijo y manda lejos al elfo dejándole sin esperanzas. También hallará la hoja de antes y la lanzará al fuego.

Resumen Los anillos de poder 1x07

El nacimiento de un mito

Terminamos con algo que ya esperábamos. Adar (Joseph Mawle) camina entre el polvo, el fuego y todos los orcos, que ya pueden salir a la luz del día. Les convence de que ya están en su casa y no deben tener miedo. Y es que ya no están en las Tierras del Sur. Ahora toca denominarlas de otro modo. ¿Adivináis cuál? Correcto. Estamos ante el nacimiento de Mordor.

En este resumen de Los anillos de poder 1×07 hemos visto la transición al último episodio de la temporada (la segunda ya ha comenzado a grabarse). Un gran episodio en el que hemos visto el nacimiento de Mordor, cómo la alianza entre elfos y sureños se vuelve más fuerte que nunca y a un Elendil roto como no le habíamos visto. ¿Y Elrond tendrá algún plan para su pueblo? Habrá que esperar unos días más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *